martes, 7 de marzo de 2017

CONFECCIONES HABRÍAN LLEGADO A SU PUNTO DE INFLEXIÓN

Si bien la exportación de confecciones peruanas mantuvo una tendencia a la baja al cierre del 2016, -alcanzó US$ 846.6 millones (caída de -5.81%)- este resultado representaría un punto de inflexión en el que el trabajo para diversificar mercados cobraría mayor relevancia, informó la Gerencia de Manufacturas de la Asociación de Exportadores (ADEX). Para el presidente del Comité de Confecciones de ADEX, César Tello, el sector está en un punto, en el que, consideró, “ya se detuvo la caída sostenida que se observó en los últimos años y este 2017 podría ser mejor”. Se debe considerar que las prendas peruanas experimentaron un descenso continuo desde el 2012. EE.UU., su mercado más importante, concentró en el 2016 el 67% del total, los demás tienen una participación por debajo del 5%. No obstante, Tello sostuvo que el panorama se puede mostrar favorable por la diversificación de los destinos, incluyendo a varios de la región como Brasil, Chile y Argentina.

“Estoy confiado de que las cosas podrían mejorar. Si bien es cierto que nuestro segundo mercado que es Brasil, está cayendo, creo que podríamos revertirlo siendo más agresivos comercialmente. Tenemos destinos como Chile que creció 10% y Argentina que creció 8.4% gracias a su nuevo presidente, Mauricio Macri, que apuesta por el libre mercado”, detalló.
Nuevos destinos a la vista
Tello indicó que otros mercados en donde se puede repotenciar la llegada de las confecciones, son Francia, España y Reino Unido. Los envíos de prendas a este último país registraron un ligero crecimiento desde el 2014 y cerró el 2016 con un alza de 1.5%. En lo que se refiere a Asia, Japón podría representar un mercado interesante.
Resaltó a Oceanía como otro país a considerar. “Australia (US$ 6 millones) empieza a tomar fuerza. En el 2016 las exportaciones crecieron 21% pese a que aún no tenemos un acuerdo comercial, en ese sentido, es importante negociar TLCs  no solo con Australia, sino con Nueva Zelanda pues podrían convertirse en importantes nuevos destinos de las confecciones peruanas
Agenda pendiente
Tello consideró que el sector confecciones estará mejor que el año pasado en la medida que se implemente una política comercial más agresiva, reforzando las oficinas comerciales en EE.UU., para una mayor captación de compradores.
“Si bien es cierto que el presidente Donald Trump trata de implementar ciertas políticas arancelarias, es probable que sean dirigidas a países con los que no tienen TLC. Hay que recordar que lo que le exportamos a EE.UU. es inferior a lo que importamos, que son productos con bastante valor agregado”, dijo.
Opinó que si Trump llega a tocar los tratados, el TLC Perú-EE.UU. será el último, porque es un acuerdo favorable para ellos. “No hay quejas, cosa que no sucede con el NAFTA en el que México mantiene una balanza comercial superavitaria con EE.UU.”, refirió.
El dato

Entre los productos exportados a EE.UU. destacan los t-shirt de algodón, camisas de punto de algodón, t-shirts y camisetas interiores, prendas y complementos, vestidos de punto para damas, suéteres (jerseys), entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario